domingo, 11 de septiembre de 2011

La mejor receta: Mini Richard al natural..

No tengo ni idea de a quien de los dos, a Ricardo o a Pilar, se le ocurrió la idea de meterse en esta complicadísima receta que les ha llevado tanto tiempo elaborar, pero sin duda, el esfuerzo ha sido tal que me he permitido escribir yo mismo el proceso de la receta para al menos ahorrarles este paso..
Empezase como empezase, lo cierto es que como mínimo, y a falta de algún ingrediente secreto que me pueda faltar por conocer, lo que tengo claro que necesitaron para realizar este fantástico Mini Richard fueron los siguientes:

  • Por supuesto, una enorme dosis de cariño, como el buen aceite, sin reparar en usar litros y litros... de esto nunca sobra.
  • Un buen puñado de paciencia; esto es necesario tanto para la preparación pero sobre todo para adornarlo una vez se presenta y durante tooooda la degustación.
  • Un plato sopero de preparación en el que mezclaremos libros (tanto en inglés como en español), cursillos de preparación, muchos consejos fraternales y de abuelos y todo ello aderezado con una buena dosis de Google y búsquedas interminables..
  • Una cuchara sopera de decoración en tonos dulces y suaves de lo que será el molde donde Mini Richard será presentado; en este punto es importante las colaboraciones igualmente (aquí es el único punto de la receta donde podemos decir que hemos colaborado!).
  • Por último, una cucharilla de café, de las más pequeñas, apenas usado al principio de la receta y cuyo recuerdo se pierde para siempre posteriormente de mucha precaución, sustillos y algún mal ratillo... parece resultar un ingrediente necesario en esta receta pero que como os digo una vez que se termina la misma no queda absolutamente nada de sabor, ni de olor, ni siquiera de recuerdo del mismo...

Con todo ello, al lío!! La receta cuenta con unos 40 pasos, pero lo vamos a resumir en 9 grandes etapas con las que comprendereis bien los pasos a llevar a cabo.
El primer paso es bastante privado, y es que la preparación de las recetas es algo muy personal oiga, que cada uno cocina como quiere, cuando quiere y donde quiere, les pille al otro lado del charco o en su propia casa... eso se lo dejamos a los cocineros que es previo a la preparación.. ;)
Durante las 2 o 3 primeras etapas (comprende más o menos los 10 primeros pasos) fue Pilar la que, con esa cucharadita de susto en el cuerpo, durante la noche ha de poner la voz de alarma para certificar que la receta va por buen camino... esa noche el compañero cocinero, Ricardo, tampoco ha de dormir mucho, pero en este caso hubo circunstancias que le permitieron al cocinero pernoctar tranquilamente, ya le vendrían luego sus sacrificios..
En estas etapas, normalmente se utiliza una buena dosis de discreción, aunque a menudo surgen impertinencias de los cocineros amigos que son bastante cotillas y preguntan demasido por las recetas y destrozan las sorpresas, pero eso sí, como buenos cocineros colaboran con esa discreción y la mantienen para evitar que la receta se estropee...
De la etapa 3 a la 5 ( de los pasos 10-12 al 20) necesariamente hay que airear la receta, que necesita oxigenarse para evitar que se quede demasiada apelmazada entre los cocineros.. Este proceso sin duda ayuda y motiva a los mismos, mientras Pilar no deja de agregar todos esos ingredientes en su recipiente que empieza a coger forma...
En algún momento de esa etapa 5 en alguna comprobación puede pasar que aparezca algo de esa cucharilla de sustillo; la forma de corregirlo es de nuevo como ellos hicieron añadir una nueva dosis de cariño e ilusión y rápidamente se corrige y la receta vuelve a ser perfecta..
Empiezan las últimas etapas con la forma bien cogida ya en el recipiente, de la 6 a la 9 se le añaden todos los ingredientes de la preparación, se termina de engrosar bien y darle forma y se prepara muy bien la presentación del mismo..
El último paso es complicado y delicado, hay que coger todos esos ingredientes y sacarlos bien del recipiente de Pilar, colocarlos bien el molde y de nuevo con un poco más de cariño, corregir cualquier resto de sustillo que pueda quedar...
El resultado, por supuesto y como no podía ser de otra forma ha sido fantástico, y esta tarde por fin tendremos la suerte de poder comprobarlo con nuestros propios ojos... Simplemente ENHORABUENA chicos, esta receta es insuperable... (a pesar de que nosotros nos hemos puesto también con ella y ya vamos por la etapa 5 también... ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada